Miércoles, 06 Octubre 2021 12:11

La Politécnica de Belmez, sede de la Unidad Patricia para el diagnóstico del patrimonio desde prospecciones geofísicas

Escrito por UCC+i
Integrantes y colaboradores de la Unidad Patricia. Integrantes y colaboradores de la Unidad Patricia.

El Ministerio de Ciencia e Innovación ha concedido varios equipos de prospección magnética, eléctrica y georradar por un valor de unos 260.000 euros


La Escuela Politécnica Superior de Belmez de la Universidad de Córdoba acoge en sus instalaciones un nuevo equipamiento geofísico de alta calidad y precisión que es único en la Universidad de Córdoba y es uno de los más completos de Andalucía. La EPSB se convierte así en un centro neurálgico para el desarrollo de este tipo de técnicas junto con la sede del Campus de Rabanales. Este material permite realizar estudios 2D y 3D en un amplio rango de profundidades.


Este equipamiento ha sido obtenido a través del SCAI-UCO por la Unidad Patricia gracias al proyecto Equipamiento para la documentación e investigación no invasiva del patrimonio Arqueológico, Arquitectónico, Ambiental, Agro-alimentario, Geológico y Minero(Ref. EQC2019-006126-P), del que es Investigador Principal Antonio Monterroso Checa, a través de las Ayudas para la Adquisición de Equipamiento Científico-Técnico correspondientes al Subprograma Estatal de Infraestructuras de Investigación y Equipamiento Científico-Técnico (Plan Estatal I+D+i 2017-2020) (convocatoria 2019), cofinanciado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)


Estos equipos permiten gran cantidad de aplicaciones en estudios arqueológicos y patrimoniales, en agricultura, investigaciones geológicas, geotécnicas, ingeniería civil y del ámbito de la construcción, así como para la detección de cavidades y fracturas en basamento rocoso, estudios hidrogeológicos, investigación forense y para estudios en presas e investigación minera, entre otros.


Para el caso del georradar, se ha adquirido uno trifrecuencia capaz de realizar prospecciones de alta resolución con las que se obtiene información del subsuelo simultáneamente a tres niveles de profundidad, otro formado por una antena apantallada convencional y dos no apantalladas tipo Rough Terrain Antenna (RTA) para aplicaciones en terrenos de difícil acceso que abarcan un amplio rango de frecuencias y que permiten explorar diferentes profundidades del subsuelo. La tecnología de vanguardia RTA con el nuevo equipamiento permite un acoplamiento perfecto de las antenas al terreno en casi cualquier entorno, proporcionando mayor densidad de datos y velocidad de adquisición en las zonas de exploración.


Efectividad en el análisis de filtración de aguas


Adicionalmente, el equipamiento cuenta con un equipo de Tomografía Eléctrica formado por un resistivímetro automático de ocho canales con capacidad para comunicarse a través de WIFI con tabletas y teléfonos móviles Android. Este instrumento puede medir los potenciales eléctricos naturales del terreno originados, por ejemplo, por procesos electro–cinéticos que se producen cuando el agua circula a través de fracturas, por lo que, entre otras aplicaciones, resulta efectivo en el análisis de problemas de filtración de aguas. También, tiene gran utilidad para medir la capacidad que tiene el subsuelo para retener temporalmente la carga eléctrica, fenómeno conocido como polarización inducida. Esta técnica se utiliza habitualmente tanto en la prospección de minerales como en estudios de problemas medioambientales ocasionados por contaminantes orgánicos.


Este equipo puede conectar un total de 84 electrodos mediante cables mutielectrodo y utilizar cualquier dispositivo de medida, proporcionando gran exactitud y bajos niveles de ruido. Además, se pueden realizar estudios 2D y 3D en un amplio rango de profundidades.


En el marco de la misma convocatoria de equipamiento se ha adquirido un gradiómetro "fluxgate" de componente vertical, con registrador de datos y dos sensores para uso en geofísica y arqueología.


Este gradiómetro permite realizar con rapidez una cartografía de anomalías magnéticas débiles y próximas a la superficie. Se trata de un instrumento muy útil en la cartografía arqueológica, geotécnica y ambiental, proporcionando una alta resolución espacial y un elevado grado de inmunidad frente a las variaciones ambientales del campo magnético terrestre. Este equipo se completa con un sistema de transporte especialmente diseñado para exploraciones magnéticas y los softwares de geoposicionamiento e interpretación.


Este equipamiento convierte a la Universidad de Córdoba en referente en la aplicación de tecnologías de última generación en la realización de prospecciones geomagnéticas y abre un enorme camino para el desarrollo de investigaciones en todos los ámbitos del saber relacionados con la prospección que se desarrollan en la UCO. Concretamente, este equipamiento permite recuperar líneas de trabajo tradicionales de un centro icónico en prospección minera y geológica como la EPSB, así como fortalecer las nuevas que se han ido poniendo en marcha en este centro.

 

Visto 589 veces